domingo, 26 de octubre de 2008

Bajo la lluvia

Lo sabía, al final me tenía que mojar, ¡malditas islas y su microclima!.
- Peter, Peter, entra aquí.
- Muchas gracias Sara. He salido a caminar un poco, y me olvidé del paraguas.
- Ya sabes, aquí hay dos cosas que siempre tienes que llevar encima, el paráguas y la cabeza . (risas)
¿Cómo estás, me enteré de lo de tu madre? lo siento mucho.
- Te lo agradezco. En éstos momentos estoy planteándome dar un giro a mi vida. Ahora no tengo ataduras , mi vida está mas inestable y repartida que nunca. Estoy pensando en ir una temporada a Lisboa, tengo que recoger algunas pertenencias de mis padres.

(siempre me dió la impresión de gustarle a Sara, pero ahora es evidente. su mirada, los ojos brillan como nunca los había visto. la verdad es que pensándolo bien no le he dado ninguna oportunidad.)

- ¡Peter! ¿te pasa algo?
- No, no ..., lo siento. Estoy un poco cansado. Creo que ha parado de llover, voy a aprovechar.
- Vente a casa a comer, mis padres hace mucho que no te ven, seguro les gustará.
- Te lo agradezco. tengo muchas cosas que hacer. Conozco un pub, podríamos tomarnos algo. ¿Qué dices? , hay música en directo.
- De acuerdo, de todos modos, llámame ésta tarde y ya concretamos.
- Vale, ¿Entonces podemos decir que tenemos una cita no?. (en ese momento se puso muy colorada,se agarró las manos e inclino un poco la cabeza.)
- No lo había pensado así ...
- Disculpa, yo no quería, ehh, no era mi intención.

La despedida fué bastante incómoda, ¡como puedo ser tan tonto!, pero se notaba mucho ,se siente atraida por mi, quizás he sido demasiado lanzado.

- Oiga no empuje, cabemos todos!!!

No lo entiendo, siempre sobra espacio. Recuerdo la primera vez que subí al metro, siempre veía como bajaba todo el mundo, y ni se me ocurría a dónde podrían ir. Era Camden Town, la parada más cercana a casa. Ahora mismo, mientras salgo de ella respiro algo muy diferente. Demasiada polución, gente de un lado para otro, no hay humanidad ninguna, ¡que demonios! a finales de semana voy, unos días por allí no me irán mal.

- ¡Señor, señor, su cartera, se le ha caido!

Nada, es como si nadie existiésemos, para mas deshumanización, cada uno lleva su música, ántes al menos escuchábamos la misma en el metro, el tranvía, podías hablar con unos y otros durante 5 minutos aunque fuera.

Buenos tardes, me pone un té. (telef) ¡hola sara! soy peter, te llamaba para concretar la ..., mmm , estoy cerca Camden Town, en el templo del té. Está a cinco minutos. Espero que me disculpes por lo de ésta mañana, no era mi intención. Llámame por favor!

Éste es uno de mis momentos favoritos del día. Un té caliente, un libro y murmullos sin llegar a escuchar ninguna palabra.

¡Vaya! se me ha pasado el tiempo sin darme cuenta, es muy tarde, y aún no me ha llamado. Quizás he visto demasiado donde no hay nada. (telef) ¡hola peter! soy Sara,te voy a proponer una no-cita. Consiste en no quedar en wiston tabern, a las ...!
Publicado por okset en 10/26/2008 04:54:00 p. m. |  
Etiquetas:

0 comentarios:

Suscribirse a: Enviar comentarios (Atom)